La idea de trabajar por tu cuenta puede ser muy atractiva. Trabajar en lo que te apasiona, tener flexibilidad en el manejo de tu tiempo y lo más importante, no tener a tu jefe detrás de ti pidiéndote cuentas todo el día.

Ser tu propio jefe, como todo en la vida, tiene sus ventajas y desventajas. Es cierto que tendrás más libertad pero también deberás pagar un precio por ella.

Si estás pensando en dejar los rígidos horarios de oficina y convertirte en un profesional independiente, toma en cuenta estos pros y contras antes de tomar esta importante decisión.

Sobre la flexibilidad de tiempo

Si hablamos de trabajar por tu cuenta la mayoría de la gente tiene la idea de que podrán hacer lo que sea cuando lo deseen. Esto es cierto, en lugar de trabajar en un horario de 9 a 6 puedes trabajar en cualquier momento del día.

PROS: Puedes aprovechar tus horas más creativas o productivas ya sea en la mañana o en la noche y así hacer más en menos tiempo. Podrías parar el miércoles al medio día para ver un partido de la Champions League o tomarte un par de días de descanso después de un proyecto que te ocupó varios días y noches.

CONTRAS: Al no tener un horario fijo es muy común perder el tiempo en cosas improductivas, por lo que deberás tener mucha disciplina y concentrarte en lo importante. Debes equilibrar tu tiempo de descanso y tu tiempo de trabajo para que tu libertad no se convierta en el peor enemigo de tu negocio.

Sobre tu lugar de trabajo

Puedes elegir si trabajar en un café, en un parque o en tu propia oficina en casa, por lo que tendrás un ambiente a tu gusto.

PROS: Puedes personalizar tu entorno de trabajo con cualquier estilo que te guste. Puedes poner la música que quieras al volumen que desees. También podrás vestirte de forma cómoda en lugar de la típica ropa de oficina.

CONTRAS: Al estar en un ambiente cómodo y personal es muy fácil distraerte. También tendrás que hacerte cargo de los gastos de mantenimiento de tu equipo, limpieza y servicios. No tendrás un departamento de compras o de sistemas que te auxilie en caso de que necesites comprar o reparar algo.

Sobre el control de tus gastos

Trabajar por tu cuenta puede resultar en importantes ahorros para tu bolsillo pero también tendrás algunos gastos imprevistos.

PROS: Ahorrarás en gasolina o en transporte público al no tener que desplazarte hasta tu oficina, salvo en los momentos que tengas que acudir a una cita con tus clientes. Tampoco necesitarás trajes o ropa de oficina para todos los días. Si tienes hijos también recortarás gastos en servicios de guardería ya que ahora podrías quedarte en casa con ellos.

CONTRAS: Los gastos de reparaciones y servicios correrán por tu cuenta, no habrá papel de la empresa, coche de la empresa, ni viáticos, ni vales de gasolina.

Sobre las prestaciones

Las prestaciones son una de las más grandes preocupaciones de una persona que está pensando en independizarse.

PROS: Podrás elegir las mejores alternativas sobre salud, seguros y fondos para el retiro adecuados a tus necesidades y posibilidades sin tener que ajustarte a los que tengan convenio con tu empresa. También tus vacaciones serán cuando las desees sin tener que ajustarte los límites establecidos por tu compañía, las leyes del trabajo o las necesidades de tu empresa o tus compañeros.

CONTRAS: No tendrás los beneficios de seguridad social ni vivienda, las cuales son las principales ventajas de trabajar para una empresa. Así que sin estos beneficios tendrás que invertir y hacer tu propia planeación financiera para poder alcanzar tus metas y para prevenir accidentes y enfermedades.

No tener un jefe detrás de ti

Esta quizás sea la razón por la que más gente desea trabajar por su cuenta. Aunque también tiene sus dos lados.

PROS: No tendrás que justificarte por llevar a tu hijo al médico o por llegar tarde. En lugar de depender de las evaluaciones de trabajo por sus superiores para las promociones y los aumentos de salario, tus ingresos estarán ahora sólo a merced de tus propios esfuerzos.

CONTRAS: A falta de supervisión de un jefe puedes comenzar a descuidar tu trabajo o fijar plazos más largos para avances y entrega de proyectos. Esto es algo recurrente en la mayoría de los profesionales independientes. Es por eso que debes mantenerte organizado y buscar formas de ser más eficiente.

Sobre la soledad.

Trabajar solo puede ser atractivo para algunos y triste o desesperante para otros, pero debemos aprender a ser proactivos e ingeniosos para aprovechar esta soledad en nuestro favor.

PROS: Al trabajar solo, tendrás menos distracciones de compañeros de trabajo que quieran platicarte cómo estuvo su fin de semana. También evitarás las largas juntas improductivas que muchos jefes organizan periódicamente para mantener el control.

CONTRAS: Aveces tu cliente puede requerir algo con lo que no tienes mucha experiencia o no estás familiarizado. Al estar solo, no tendrás el apoyo profesional de tus compañeros ni tendrás un mentor profesional que te oriente. Así que tendrás que buscar dónde y cómo adquirir las habilidades necesarias. Al trabajar solo durante varios días puede ser que te sientas aislado o deprimido por lo que necesitaras un buen apoyo social fuera de tu trabajo.

Combinando el trabajo y la vida.

Hay una frase que dice así: “Elige un trabajo que ames, y nunca tendrás que trabajar en tu vida.” Y aunque parecen lindas estas palabras combinar el trabajo y la vida no siempre será una buena idea.

Aun si tienes pasión por lo que haces habrá días difíciles en los que las cosas saldrán mal y podrías tener sentimientos de estrés y frustración. Y desafortunadamente en la vida independiente es prácticamente imposible separar tu vida personal de tu vida profesional.

Si tu oficina está en casa y tu casa está en tu oficina cualquier problema que enfrentes ya sea en tu vida personal o en lo profesional afectará invariablemente a la otra en forma significativa.

Solo piensa que desde el momento en el que despiertas ya estás en tu trabajo, así que deberás preocuparte de equilibrar tu vida personal y profesional, o asegurarte que la satisfacción en una pueda mejorar tu situación en la otra.


¿Listo para trabajar por tu cuenta?

Como vez la mayoría de los contras tiene que ver con la auto-disciplina. Esto quiere decir que si eres capaz de organizarte podrás disfrutar de las ventajas de la vida independiente. Analiza las dos caras de la moneda y decide si esto es adecuado para ti, basándote en tu propia evaluación de ti mismo.

Proveedor de servicios y sitios de internet, budista, esposo, papá, y creador de atracciones de terror!! (No necesariamente en ese orden) 😉

Comentarios vía Facebook

Comentarios vía Facebook